lunes, 1 de julio de 2013

Peli del mes. Junio de 2013

Battosai

Como viene siendo habitual estos meses, no he visto mucho cine en junio. La diferencia es que este mes la calidad media no es muy alta que digamos. Las 8 competidoras a peli del mes son:

Kiseki (Milagro) (Japón, 2011)
La jungla: Un buen día para morir (EEUU, 2013)
De óxido y hueso (Francia, 2012)
El lado bueno de las cosas (EEUU, 2012)
Non chi resta ce piangere (Italia, 1984)
Doomsday Book (Corea del Sur, 2012)
Luces rojas (España, 2012)
The Silent War (Hong Kong, 2012)

Y la ganadora es...


De óxido y hueso (Francia, 2012)

Como decía, la calidad media no ha sido muy alta. Y ni una de las películas que he visto en junio ha sido gran cosa, por lo que nos encontramos ante mi peli del mes más floja desde que comenzó la sección. El director de Un profeta nos cuenta aquí la relación amistosa-amorosa entre un luchador clandestino y una mujer que sufre las secuelas de un grave accidente. Sobre el papel, todo está muy bien. A la hora de la verdad, algo falla y aunque la película tiene escenas emotivas y poderosas no llega a calar tan hondo como debería. Lo que sí que es impresionante, no lo niego, es Marion Cotillard. Ella sí que funciona. Sin ella no sería lo mismo y probablemente habría escogido a otra película como mi favorita de junio.


Ulises

Juvenile Offender, de  Kang Yi-kwan (Corea del Sur, 2012)

 Una treinteañera de pasado delictivo recupera a su hijo adolescente abandonado al nacer después de que éste sea ingresado en el reformatorio por robo y asalto. Solos ante el mundo, sin familia a la que acudir, amistades, dinero ni ayudas sociales, sobreviven como pueden al mismo tiempo que intentan recuperar el tiempo perdido ejerciendo por primera vez en su vida como madre e hijo. 

No es el cine independiente y el drama social dos habituales de la cartelera coreana, con lo cual esta película ya podría ser celebrada desde esa perspectiva de rara avis. Pero es que si encima lo que tenemos delante es una película tan mayúscula en todos los sentidos como ésta y además enfatizada por el colosal trabajo interpretativo de la recuperada para el cine Lee Jung-hyun, que quieren que les diga. Por mi parte solo decir, repetir, insistir y tocapelotear hasta que deje claro que estamos en mi opinión con una de las mejores películas salidas de la península coreana en estos últimos años. Película de las de corazón en un puño y de tonterias las justas. 

Película del mes se le queda corta.