lunes, 21 de marzo de 2011

Eternal Sonata (360)


París, 1849. Chopin está en su lecho de muerte y sueña con un mundo extraño. En ese mundo de fantasía en el que conocerá a multitud de personajes entrañables es donde se desarrolla este RPG.

Sorpresón. Ya esperaba un gran juego, pero ha sido aún mejor de lo que creía. Lo pongo sin dudarlo un instante como mi segundo preferido de esta generación de consolas, solo superado por Lost Odyssey.

Es además un juego único y muy especial por varios motivos.

Para empezar, el apartado gráfico. Hay muchos juegos con gráficos mejores, pero pocos pueden presumir de que el resultado final sea más agradable visualmente. Los gráficos cell-shading que tanto se usaron en la pasada generación de consolas y que tan buenos resultados dieron apenas se han explotado en la presente generación. Pues bien, Eternal Sonata es el juego en el que mejor se aprovecha esta técnica. Añadiéndole que el diseño de los escenarios está muy logrado, nos encontramos ante una delicia visual. Ya podían otros desarrolladores dejar de explotar la potencia de la consola para dar gráficos ultrarrealistas y hacer más juegos con este aspecto.


Otro motivo por el que Eternal Sonata es un juego muy especial es su sistema de combate, a medio camino entre la acción y los combates por turnos. En general se puede resumir en que cada personaje tiene un tiempo para moverse por el escenario, atacar o usar objetos cada vez que es su turno, pero no es tan simple. Además de que los personajes suban de nivel individualmente, pueden subir de nivel de grupo. Un mayor nivel de grupo implica una manera diferente de desarrollar los combates sobre esa misma base. Para que os hagáis una idea, explicaré en qué consisten el nivel 1 y el 6. Los demás, lógicamente, son intermedios. En el nivel 1 el tiempo táctico (tiempo que puedes estar quieto decidiendo qué hacer sin que se te pase el turno) es infinito, el tiempo de acción (el que tienes para moverte, atacar y demás) es de 5 segundos a reloj parado, solo hay dos ataques especiales por personaje (uno de luz y uno de oscuridad), hay 10 casillas de objetos (esto no significa que puedas llevar 10 objetos cualesquiera, ya que según lo buenos que sean ocupan más o menos casillas), no se pueden encadenar ataques especiales y no hay eco. En el nivel 6, el máximo, no hay tiempo táctico (por tanto hay que ir pensando qué hacer antes de que te toque), el tiempo de acción es de 4 segundos sin reloj parado (más vale aprovecharlos), cuatro ataques especiales por personaje (2 de luz y 2 de oscuridad), hay 50 casillas de objetos, se pueden encadenar hasta 6 ataques especiales (2 por personaje, siempre y cuando estén en un sitio desde donde puedan realizarlos), con el consiguiente efecto devastador en el enemigo y no solo hay eco (una barra que se va llenando al atacar y que cuanto mayor sea más poderosos serán los ataques especiales), sino que se acumula al encadenar ataques (en el nivel 5, por ejemplo, solo se pueden encadenar 3 ataques y cada vez que se hace uno el eco cae a cero), el eco que tengas al terminar un combate lo sigues teniendo al empezar el siguiente (en niveles anteriores el eco al principio de cada combate es cero) y cada vez que encadenas un ataque cambian el botón de ataque/contraataque, defensa y ataque especial, con lo que hay que estar atento para no equivocarse. Supongo que no os habréis enterado de gran cosa, es mejor jugarlo, o al menos verlo:



En cuanto a los ataques especiales, no gastan magia ni maná ni nada parecido, sino tiempo. Si un ataque dura 2,3 segundos y tienes 5, dándote prisa podrás hacerlo 3 veces, ya que aunque nada más empezar la tercera vez se acabe el tiempo, una vez empezado un ataque lo termina. En niveles en los que ya se pueden encadenar, lo suyo es hacer ataques normales hasta que se acabe el tiempo y hacer uno especial justo en el último momento para encadenarlos con otros y aprovechar bien el turno. Además, al ir haciendo esos ataques normales primero, habrá más eco y los especiales harán más daño.


Dichos ataques especiales cambian dependiendo de si estamos en la sombra o en la luz. Pero no es lo único que cambia dependiendo de ese factor. Hay enemigos que se transforman dependiendo de dónde estén. Esto no se limita a que si estás en una cueva en los alrededores de las antorchas haya luz y en el resto oscuridad o que si estás al aire libre te puedas poner a la sombra de un árbol. Va mucho más allá. Puede haber nubes que se muevan, con lo que estás a la luz para hacer un "ataque" curativo, se te pone la nube encima y te jode la estrategia, te pones entre la fuente de luz y un enemigo y al darle sombra se transforma en otro más fuerte, aprovechas la sombra de un enemigo, algunos enemigos desprenden luz o crean un halo de sombra a su alrededor, y nuestros personajes podrán hacer lo mismo equipándose accesorios.

Además, cuando nos atacan podremos defendernos o contraatacar pulsando el botón adecuado en el momento preciso.


Todo esto junto hace que en los combates haya que combinar estrategia, habilidad y reflejos. Y un buen nivel de personajes bien equipados, por supuesto. Estando en un nivel de mierda con un equipo de mierda, poco se puede hacer. Teniéndolos muy fuertes y con las mejores armas, armaduras y accesorios, no hace falta ser muy hábil. Pero todo ayuda.

La historia, lo normal en el género, así que no voy a entrar en detalle.


La duración y la dificultad... quizá son la gran pega del juego. Digo quizá porque depende de cómo se mire. Me explico. El juego es fácil y corto. Pero, por otro lado, si tenemos en cuenta que la mayoría de los RPGs japoneses largos y difíciles requieren pasarse horas y horas y horas luchando, con lo que la duración real, sin contar combates, es mucho menor, puede verse como una virtud de Eternal Sonata. Es fácil si luchas contra todos los enemigos que ves porque subes demasiado de nivel. Eso se soluciona pasando de enfrentarse con muchos de ellos, con lo que ya no será tan fácil. Junto con el hecho de que los combates son rápidos y dinámicos, nos lleva a que al no tener que pasar tanto tiempo luchando, es más corto. Se puede terminar tranquilamente en unas 20 horas. Unas 25 haciendo también las misiones secundarias. ¿Es eso corto? Para este género, sí, pero si hubiera que luchar tanto como en la mayoría de los juegos de este tipo para estar en un nivel en el que poder hacer frente a los enemigos o los combates fuesen más largos, siendo exactamente igual en todo lo demás llegaríamos tranquilamente a las 40 o 50 horas. Es una manera muy artificial y demasiado común de alargar un juego.


Tras completarlo por primera vez, se puede guardar la partida para empezar una nueva algo distinta cargándola. Se conservan de la principal las partituras conseguidas (con las que se puede hacer un pequeño minijuego con muchos personajes para obtener objetos), algún que otro objeto y el máximo nivel de grupo alcanzado, pudiendo elegir con cuál luchar (en la partida principal se juega obligatoriamente con el máximo que se tiene). Además, hay alguna que otra misión secundaria más que la primera vez. Por último, los enemigos tienen el doble de vida, un 50% más de ataque y un 50% más de defensa, con lo que en teoría ahora ya es bastante más difícil. Y digo que en teoría porque si en la primera partida consigues el nivel de grupo 6 metes hostias como panes y eso compensa la mayor potencia de los enemigos, con lo que en la práctica sigue siendo más o menos igual. Un poco más difícil, sí, pero no tanto como si jugaras con los mismos niveles de grupo que en la primera partida ni mucho menos.


Y esto lo sé, por experiencia, que Eternal Sonata ha conseguido algo que no había hecho ningún otro juego antes... ¡picarme tanto como para pasármelo dos veces seguidas! Nada más terminar la primera partida empecé la segunda, exprimiéndolo a tope y consiguiendo todo lo conseguible.

Un 9 y un puesto en el podio entre mis juegos preferidos de la consola.

2 comentarios:

Bambú dijo...

Hubo un tiempo en el que quise pillármelo para ps3, pero estaba muy caro y estuve esperando a que bajara de precio. Todavía no lo he encontrado baratito en nuevo, pues no soy partidaria de comprarlos de 2ª mano.

Los RPG´s siempre me atraen, pero hay algunos que pueden resultar auténticos tostones, como Encharted Arms. Así que me ha gustado que eternal sonata sea cortito, pues a veces que sea demasiado largo tampoco es muy bueno :/

binilla dijo...

Que pasada Batto *_*!!!!!!!! Me lo super apunto por si algún día cae en mis manos la XBOX junto con el otro que ya me apunté pero al final no compré y menos mal que no lo hice porque poco despúes me quedé sin consola XD.

Estoy segurisima de que este juego me encantaría! Precioso los graficos y el diseño de personajes *_*!!!!!!!!! Increíbles!