viernes, 19 de febrero de 2010

Nunca me abandones


En un internado especial se educa a unos niños no menos especiales que tendrán que llevar a cabo una misión muy importante en la vida.

Fascinante. Ishiguro maneja con maestría la narración de la historia, dosificándonos al principio la información con muchísimo cuidado, de manera que la extrañeza que se apodera del lector en un principio va desapareciendo poco a poco sin que apenas se dé cuenta mientras nos va dando detalles de qué es lo que ocurre en ese extraño colegio. Y cuando por fin no hay lugar a dudas sobre lo que pasa no decae lo más mínimo, y uno quiere saber más constantemente hasta que termina.

Un 7.

2 comentarios:

eter dijo...

A mi me sorprendio, porque lo último que esperaba al leer mi primera novela "japo" era un drama de ciencia ficción ambientado en el Etton Collegue.
Se que el autor no es japones en el sentido más puro de la pabra, eso sí.

En todo caso, una novela muy interesante y sugerente, y muy bien construida y desarrollada. Muy recomendable.

Yorick. dijo...

Me gustó mucho, esta muy bien escrito y como dices Ishiguro se va guardando detalles sobre "de que va todo" en realidad.
Es arriesgado, porque puede dejar fuera a un lector que espere otra cosa, o que sea más impaciente, pero al final deja muy satisfecho.

Un saludo!