miércoles, 11 de septiembre de 2013

Skull & Roses


Skull & Roses es un juego de mesa muy sencillo que puede llegar a ser realmente divertido.

Cada jugador, hasta un máximo de 6, cuenta con 4 "posavasos", uno de los cuales tiene una calavera. Los otros tres, tienen unas rosas. Al comenzar la partida, todos ponen uno de los posavasos boca abajo. El primer jugador debe colocar otro posavasos encima del anterior o decir un número del uno al total de posavasos que hay en juego. En caso de decir el número, los demás tienen la opción de superarlo. Cuando llegue el momento en el que nadie supere el número más alto que se ha dicho, el jugador que lo haya hecho deberá levantar de la mesa tantas rosas como haya dicho, siendo obligatorio levantar primero el último posavasos que haya puesto él mismo. De este modo, es peligroso echarse un farol teniendo la calavera, ya que si nadie supera lo que ha dicho, perderá automáticamente esa ronda.

La penalización por no acertar consiste en la pérdida de uno de los posavasos. El premio por levantar tantas rosas como se ha dicho es un punto. Si un jugador se queda sin posavasos, pierde la partida y deja de jugar. Para ganar, habrá que hacer dos puntos o ser el único al que le queden posavasos cuando todos los demás jugadores hayan perdido los 4 suyos.

Aunque parezca una tontería, es un juego que requiere pensar mucho. Es imprescindible hacer un buen uso de la psicología, así como saber echarse faroles y anticiparse a lo que harán los otros jugadores o adivinar con qué intenciones hacen lo que hacen. Si alguien tiene un único posavasos en la mesa y dice "uno"... ¿quiere un punto fácil levantando su rosa o tiene una calavera y pretende que otro jugador pique subiendo la apuesta y levantándola? Callarse supone que pierda un posavasos si tiene una calavera, pero si tiene una rosa se le está regalando un punto y con solo dos se alza con la victoria. A lo largo de una partida de Skull & Roses se presentan decenas de dilemas como ese.

Un 7.