lunes, 19 de octubre de 2009

Trilogía de la venganza de Park Chan-wook

Entre los años 2002 y 2005 Park Chan-wook realizó 3 películas que, aunque forman una trilogía, son independientes entre sí. Ninguna es continuación de otra ni tienen personajes comunes. Lo que tienen en común es que en todas ellas la motivación que mueve a sus protagonistas es una venganza. Otras tres características comunes que tienen son unos finales verdaderamente cojonudos, que los actores principales de las 3 están en estado de gracia y que el guión está pensado y cuidado al máximo para que sea prácticamente perfecto, con un resultado redondo.


Sympathy for Mr. Vengeance (Corea del Sur, 2002)

Battosai

Un sordomudo busca un riñón para su hermana enferma. Todo empezará a salir mal cuando contacta con unos traficantes de órganos.

Es increíble cómo se desencadena toda la historia y un acontecimiento, a menudo fortuito, lleva hasta otro. Con que sólo una cosa saliera como está previsto, nada de lo que viene a continuación podría ocurrir, pero siempre pasa algo que desencadena lo que viene a continuación. Y siempre es creíble, no una sucesión de coincidencias que queden metidas con calzador.

Tenemos a Shin Ha-kyun como sordomudo, a Bae Du-na como su novia y a Song Kang-ho como Mr. Vengeance. Aunque esto último supongo que depende de cómo interprete cada uno la película, ya que hay dos venganzas, así que Mr. Vengeance bien podría ser el sordomudo. De hecho, hay tres si tenemos en cuenta a los terroristas del final. En mi opinión, el nombre del título hace referencia al personaje de Kang-ho.

Los tres están geniales en sus papeles, dándonos un duelo interpretativo de los que hacen época, especialmente Du-na y Kang-ho, cuya única escena juntos es tremendamente sobrecogedora.

El único defecto que le pondría es quizá la banda sonora. Hay un par de momentos en que no me gusta nada, y en los demás no he reparado en ella, así que gran cosa no sería. No obstante, no es más que un pequeño detalle que no empaña el resultado final.

Un 8.



Ulises

Después de un principio de carrera con bastantes problemas de financiación e incluso con rechazo de guiones, el éxito de Joint Security Area permitiría a Chan-wook desarrollar un proyecto que venía manejando de tiempo de atrás, y que era la realización de una trilogia de películas basadas en el tema de la venganza y sus distintos enfoques. Sympathy For Mr Vengeance sería la primera de lo que se convertiría en uno de los grandes fenómenos del cine oriental moderno.
Apoyado actoralmente en un trio protagonista de los que dan miedo, Song Kang-ho, Bae Du-na y Shin Ha-kyun, Chan-wook desarrolla un circulo vicioso de venganzas en la que todos los implicados se sienten legitimizados para descargar su odio entre ellos de forma recíproca y sin posibilidad de escapar. Así, todos los personajes se mueven movidos por un ansia vengativo que se entremezcla con el inevitable hecho de terminar ellos mismos convertidos por esto mismo en objetivo de represalias posteriores.

Considerada generalmente la "menor" de las tres, el director en este caso aun no desarrolla el estilo de arte y ensayo y fotografía prodigiosa que después caracterizaría a sus siguientes películas, apostando aquí por un estilo crudo y feista, acorde también con un argumento más visceral y con menores complejidades que los dos filmes posteriores. Y sin duda es la menos lograda de la trilogía, más que nada por las cotas que alcanzarían sus sucesoras, pero sin duda imposible no apreciar el inaudito concepto argumental, las sublimes interpretaciones del trio de monstruitos y los más que abundantes hallazgos visuales del director dentro de un estilo seco que más tarde abandonaría a favor del esteticismo barroco y preciosista.



Oldboy (Corea del Sur, 2003)

Battosai

Un hombre es secuestrado y encerrado durante 15 años sin saber por qué. Entonces le sueltan y tiene 5 días para descubrir la verdad.

De las mejores películas que se han hecho en los últimos 10 años y obra maestra que se está convirtiendo, si no lo ha hecho ya, en película de culto y que tuvo un relativo éxito en occidente. No fue un taquillazo, pero para lo que suelen hacer por aquí las películas orientales en general y las coreanas en particular, sí se la puede considerar un éxito.

En el Festival de Cannes ganó el premio del jurado. Tarantino, que era el presidente del jurado ese año, le dijo luego a Park Chan-wook que él quería darle la palma de oro. Chan-wook, por cierto, agradeció el premio a la gran labor de los actores... y a los 4 calamares que dieron su vida para rodar la escena del restaurante.

La película atrapa al espectador desde el primer instante, llevándole en un suspiro hasta el demoledor final donde todo se esclarece y donde nos sorprenden mostrando que la venganza real de la película no es la que el protagonista quiere cobrarse, sino la que el malo ha llevado a cabo contra él. El director tiene todo pensado a la perfección desde el primer momento hasta el último, y se nota. Todo ello viene acompañado de unos actores magníficos, sobre todo Choi Min-sik dando vida al protagonista, Oh Dae-su, y de una banda sonora envidiable.

En su día se habló mucho de ella por su dureza, y la verdad es que es brutal, tanto por la violencia (a menudo no mostrada directamente y dejando espacio a la imaginación del espectador, lo que puede llegar a ser mucho más impactante) como por la crudeza de la historia. En parte es cierto, pero no es violencia gratuita, y en todo momento está al servicio de la historia.

Un 9.



Ulises

Un año después de iniciar su mítica trilogía de la venganza, Chan-wook estrenaría un segundo capítulo que a la postre se convertiría en una de las películas definitivas del cine coreano y sin duda punto y aparte en la recepción en occidente de las producciones llegadas de oriente en general.

En este caso, Chan-wook estrenaría una estética y una atención especial al trabajo de fotografía que se convertiría en sello de su obra, con una mezcla entre investigación formal, preciosismo estético y una sublime combinación entre color e innovación en el trabajo de cámara, además de un detallismo extenuante. Y si en la anterior destacaba de sobremanera los nombres elegidos como trio protagonista, en ésta ampliaría la lista con la elección de los no menos excepcionales Choi Min-sik y Kang Hye-jeong, junto a un Yu Ji-tae que no desmerece en la compañía de los dos anteriormente citados.

Inspirada (que no basada) por la premisa principal de un Manga de igual título, en este caso sin duda el trasfondo argumental es más complejo que en la anterior. Así, en este caso asistimos a como la presunta busqueda de venganza del personaje principal termina no siendo más que parte del plan vengativo del presunto objetivo de aquella, y como los actos olvidados del pasado terminan derivando en una bola de odio capaz de arrasar todo a su paso. Rodada de forma absolutamente epatante, con su combinación de hermosura (hasta en sus momentos más violentos) y experimentación, con un histriónico Min-sik desarrollando un emblemático trabajo actoral, un guión perfecto y claro, su ya famoso e impactante final, Chan-wook parecía que con Oldboy llegaba a su cumbre como director. Dos años después demostraría que no era así, pero sin duda en su momento conseguiría filmar una indudable obra maestra.



Sympathy for Lady Vengeance (Corea del Sur, 2005)

Battosai

Una mujer encarcelada durante más de 13 años por un crimen que no cometió lleva a cabo la venganza que ha planeado en prisión tan cuidadosamente contra el responsable de su cautiverio.

Lee Young-ae da vida a esta mujer. Y hay que ver qué bien lo hace. La acompañan en el reparto todos los protagonistas de las dos anteriores salvo Bae Du-na y parte de los secundarios. La mayoría de ellos tienen papeles brevísimos, siendo Choi Min-sik el único con un papel destacado.

Aunque a simple vista parece la menos dura de las tres, yo diría que quizá en ese aspecto las supera. Sólo la escena de los vídeos de los niños es más demoledora que las otras dos películas juntas.

El filme recibió críticas no muy buenas, y eso es algo que no entiendo. Lo único que lo explica es que esperasen otra obra maestra del nivel de Oldboy y al encontrarse con algo inferior fueran excesivamente duros. Yo también opino que es la peor de las tres, pero eso no significa que no sea una buena película, ni muchísimo menos. Es, de hecho, un peliculón y toda una lección sobre cómo se deben hacer las cosas en esto del séptimo arte. Y de nuevo con una banda sonora muy, pero que muy buena.

Atención a la última media hora. Yo diría que la mejor media hora de la trilogía.

Un 8.



Ulises

Tercer y último capítulo de la trilogía vengativa de Chan-wook. Después de haber logrado las cimas de calidad y reconocimiento a nivel mundial que consiguió con Oldboy, dificil se veía que pudiese terminar con un film que consiguiese mantener el nivel alcanzado con la película precedente. Y así, el estreno de Lady Vengeance se vería acompañado en occidente por unas opiniones críticas que se movieron generalmente entre la decepción y la negatividad, algo que desafortunadamente parece haberse convertido en costumbre en lo que a su cine se refiere y que dice bastante poco de la presunta crítica especializada. Y es que no solo como mínimo Chan-wook conseguía mantener el nivel de la majestuosa película anterior, sino que en mi opinión personal conseguiría realizar la que por ahora es en mi opinión su obra cumbre como director. Que nadie busque el impacto total que obviamente produce la visualización de Oldboy, ya que aquí volvería a dar una vuelta de tuerca a su forma de concebir la temática de la venganza y como representarla en imágenes.

Con un elenco en la que reunió a la casi totalidad de los actores implicados en las películas anteriores, con una sublime Lee Young-ae como protagonista absoluta y con Choi Min-sik como objetivo único del deseo vengativo, aquí el aspecto principal es la visión de la venganza como forma de purificación y la futilidad o no de ésta para conseguir apaciguar los demonios interiores. Para esto Chan-wook, aun manteniendo las características fílmicas de Oldboy, las lleva al paroxismo y a sus máximos niveles de perfección, con un resultado final en lo que a concepto cinematográfico y de realización se refiere que convierte cada segundo del metraje en una explosión de barroquismo y detallismo casi agotador. En cierta forma esto llega a tapar en gran medida el concepto argumental, al menos hasta su epatante tramo final, en el que quizás más profundamente que nunca trata el tema de la venganza en lo que a sus resminisciencias psicológicas se refiere.

Casi, casi, perfecta.

8 comentarios:

Kratos dijo...

Me ha venido muy bien este post, por que Oldboy me la a recomendado muchísima gente, pero las otras dos no las conocia más que por el nombre. Despúes de leeros me han entrado muchas ganas de ponerme a ver la trilogía, así que voy a ponerme a bajarla.

Battosai dijo...

Tanto proteinicos como Blueteam han sacado ripeos duales de las tres con subtítulos extraídos del DVD. Mr Vengeance se ve mejor en el ripeo de proteinicos, las otras dos supongo que más o menos igual (de las otras sólo he visto el ripeo de Blueteam, pero se ve de lujo). Te recomiendo esas versiones ^^

Kratos dijo...

Las acabo de ver y me han parecido una pasada, una auténtica maravilla. Oldboy y Sympathy for Lady Vengeance se han convertido en dos de mis películas preferidas. Me quito el sombrero ante este señor.

Battosai dijo...

Me alegro de que te hayan gustado tanto. Además, te han servido para conocer a muchos actorazos coreanos (así a ojo de buen cubero mínimo 5 xD), entre los que destaco a Song Kang-ho y Bae Du-na (el padre de la niña y la novia del sordomudo en Mr. Vengeance respectivamente). Cuando veas The Host volverás a verlos a los dos juntos ^^

Estaré atento a ver si las comentas en tu blog.

AITOR GALLEGO dijo...

Estoy con la trilogía de la venganza. La de Sympathy for Mr Vengance ya la he visto, me pareció muy dura, ahora iré con Oldboy y Sympathy for Lady Vengance. Aunque supongo que la mejor es Oldboy, por lo menos la más concida.

AITOR GALLEGO dijo...

Oldboy, peliculon, sin palabras. Es una pelicula tan compleja que daria que hablar para mucho, tanto por la trama como por la trama como por la psicologia de los personajes. Inevitable acordarte de Edipo rey y su similitud con el protagonista, Daesu.

Battosai dijo...

Me alegro de que te haya gustado. Yo también flipé cuando la vi por primera vez. E incluso cuando la he vuelto a ver un par de veces más... aunque sabiendo el impactante final no es lo mismo, claro. Esta es una de esas películas que todo amante del cine que se precie de serlo debe ver.

AITOR GALLEGO dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, lo mejor el final.Es una cinta que todo cinefilo debe ver.