lunes, 6 de febrero de 2012

Distrito Fortuna (Wii)


En este videojuego de tablero para Wii, tendremos que hacernos con un imperio inmobiliario para derrotar a nuestros adversarios.

Esta entrega cuenta con personajes de Super Mario y de Dragon Quest, y es la primera que llega a Europa aunque pertenece a una saga con más de 20 años, de la que han salido multitud de juegos en Japón desde 1991. Por eso, debido a que en Japón todo el mundo conoce las normas y aquí nadie, se ha incluido un modo de juego con normas simplificadas. Como no lo he probado, que soy un tipo duro, me centraré en las reglas normales.

No esperéis algo al estilo de Mario Party. Aquí no hay minijuegos. Esto es un juego de tablero en toda regla, como puede ser Monopoly. A lo largo del tablero, hay multitud de locales y solares agrupados en distritos. Si compras un local, quien caiga deberá pagarte una cierta cantidad. Si compras un solar, puedes elegir qué edificar en él, teniendo cada opción unos determinados beneficios para ti si caes y perjuicios para los demás. Si un mismo jugador tiene varios locales en un mismo distrito, hay que pagar más al caer en ellos. Y si consigue el monopolio del distrito, lo que hay que pagar ya es un pastizal considerable. Además, si alguien cae en un local suyo, puede invertir dinero en cualquiera de sus locales, haciendo que haya que pagar aún más al caer en él. Al caer en el local de otro, después de pagar la tarifa correspondiente se le puede expropiar el local pagando 5 veces su valor. Por eso conviene invertir en los locales, de modo que su valor aumente y sea más difícil que te lo expropien. Del mismo modo, se puede negociar con otros jugadores un intercambio, venta o compra de locales en cualquier momento. También, si se prefiere, se puede sacar a subasta.

En determinados puntos del tablero se encuentran los cuatro palos de la baraja francesa. Consiguiéndolos todos y volviendo al banco, se cobra un salario, que será más alto cada vez que se cobre. A su vez, al pasar por el banco se pueden comprar acciones del distrito que se quiera. Cuantas más acciones se hayan vendido de un distrito, más caras serán. Cuanto mejores sean los locales de un distrito, más caras serán. De este modo, se puede hacer dinero comprando acciones de los distritos en los que vayamos a mejorar los locales (o en los que vaya a mejorarlos un adversario). Igualmente, se puede hacer perder dinero a un adversario vendiendo todas tus acciones de un distrito del que él también tenga.

Cuando alguien alcance una cantidad de bienes determinada de antemano sumando lo que tenga en efectivo, en acciones y en locales y llegue al banco, gana la partida. Salvo que alguien acabe en bancarrota, en cuyo caso se termina la partida y gana quien vaya primero.

Me dejo algunos detalles, pero grosso modo esas son las normas.

Además de las casillas de locales y solares, el banco y los palos de la baraja hay casillas de sorpresa, en las que se elige una carta que generalmente te otorga un beneficio, aunque a veces te putea; casillas que hacen que los demás no tengan que pagar si caen en tus locales durante un turno; casillas que hacen que tú cobres una comisión por los locales de los demás; y algunas más. Además, en algunos de los tableros te puedes teletransportar de una zona a otra, o cayendo en una casilla determinada algunas zonas se intercambian, pudiendo cambiar totalmente el curso de la partida.

En cuanto a la cantidad de tableros, hay para dar y tomar. 21, nada más y nada menos. En el modo de un jugador se pueden ir superando en tres tours distintos, de 7 tableros cada uno. Hay un tour de Dragon Quest, con escenarios y adversarios de ese universo; otro tour de Super Mario; y un tour mixto en el que el tablero será de una de las dos franquicias y los adversarios de ambas.

Que el tablero sea de una saga o de la otra es lo de menos. Lo que importa es la distribución de las casillas, que están flotando en el aire. Debajo de ellas veremos un escenario de un Super Mario o de un Dragon Quest, y la música que se oye será también del sitio correspondiente, pero no afecta para nada al desarrollo de la partida.

Superar los tableros de los tours en el modo de un jugador comienza siendo muy sencillo. Al principio hay tableros muy simples, los adversarios son muy tontos y vale con quedar tercero. Pan comido. Al final hay tableros enrevesados, los adversarios son buenos y hay que quedar primero. Eso ya tiene su miga.

Durante las primeras partidas, no me importaba lo más mínimo jugar solo aunque tuviera que ver cómo se mueven los personajes de la consola durante sus turnos. Al final ya se me hacía un poco pesado, aunque aun así seguí hasta completar el juego, y es que como realmente merece la pena jugarlo es con amigos. Ahí sí se pueden echar unas partidas antológicas, compitiendo unos con otros. El modo online no mejora mucho respecto al de un jugador, ya que al no tener a los adversarios a tu lado no dejas de estar tú solo frente a la pantalla viendo cómo se mueven los oponentes. A favor tiene que si no son unos paquetes probablemente serán más listos que los que maneja la consola (aunque los jugadores de la consola de nivel más alto son bastante más inteligentes que mucha gente que conozco). En contra, que en el modo online no se pueden subastar locales.

Aunque la suerte influye, como en todo tipo de juego de tablero, en condiciones normales influye mucho más el tener una buena estrategia y actuar pensando las cosas con cuidado que la buena o mala suerte que se pueda tener.

En definitiva, apasionante para todo aquel que disfrute de este tipo de juegos de finanzas, sobre todo jugándolo con amigos.

Un 7.

3 comentarios:

eter dijo...

Pues a ver si nos lo conseguimos unos amigos para nuestra wiiquedadas, que el kart y el smash estan ya muy gastados.

Battosai dijo...

¿Y no hacéis wiiquedadas de Mario Party? No tienen nada que envidiar al kart ni al smash xD. Bueno, depende. Al Kart y al Smash es insuperable si está equilibrado, pero en mi caso no es así. Al Mario Party 8, aunque sea mucho peor, me lo paso con amigos tan bien como a esos dos... o mejor.

Bruno Tubau dijo...

Bahhhh, para amigos lo mejor siempre ha sido el fifa XD