lunes, 16 de abril de 2012

Mario Party 9 (Wii)


Parece mentira que hayan pasado 5 años entre Mario Party 8 y Mario Party 9. Si bien es cierto que entre medias salió Wii Party, un producto similar, sorprende que tras 8 entregas a ritmo prácticamente anual haya habido tanto tiempo entre la última de ellas y la novena, y más teniendo en cuenta que Wii es la consola de sobremesa más exitosa de Nintendo, de lejos.

Mario Party 9 no es más de lo mismo, como fueron todas las demás secuelas. O sí... y no. Sigue siendo un juego de tablero en el que hay que competir en minijuegos, pero la mecánica cambia totalmente. Aquí, los tableros tienen comienzo y final. Hay que avanzar hasta la meta... todos juntos. Todos los jugadores van en un vehículo, turnándose el volante. Quien esté conduciendo tira el dado, avanza... y podrá elegir en ocasiones qué rumbo tomar, lógicamente teniendo en mente cómo puede beneficiarse más o perjudicar a los otros. Al final y a la mitad del recorrido, hay un enfrentamiento contra un jefe final en el que habrá que unirse para derrotarle a la vez que se compite contra los demás para hacerlo mejor que el resto y obtener más miniestrellas. Y es que, en Mario Party 9 desaparecen las monedas. Ahora en los minijuegos y durante el tablero se obtienen miniestrellas. Al final, el que más tenga entre las obtenidas y las que se entregan al final como bonificación por diversos logros (o por pura suerte) se convierte en la superestrella. Todo eso es lo básico, hay bastantes cosas más en las que no voy a entrar que lo hacen mucho más divertido (y frustrante, que hay cada injusticia... pero eso siempre ha sido así en esta saga, claro).

En general, prefiero el estilo antiguo, pero también es verdad que me alegro de que Mario Party 9 sea así. Al fin y al cabo, como los otros ya hay 8, y se agradece uno que sea diferente, todo un soplo de aire fresco.

Los minijuegos, como siempre, divertidísimos. Hay alguno que otro cutre, pero con tantas decenas de minijuegos es normal. El nivel medio es altísimo.

Por último, aparte de jugar partidas en tableros o minijuegos sueltos, hay varios modos de juego más cortos que los tableros y bastante divertidos.

Para un jugador no está mal al principio, hasta que se supera una especie de modo historia en el que se van recorriendo todos los tableros y se prueban esos otros modos que mencionaba. Más allá de eso, quizá para jugar minijuegos sueltos de vez en cuando. En multijugador, como siempre, es donde se le saca todo su jugo. Pocos videojuegos se me ocurren mejores que este para pasar una tarde echándose unas risas y pasándolo muy, pero que muy bien, con amigos.

Un 8.

3 comentarios:

Elestel dijo...

Totalmente de acuerdo. Incluso tiene un enorme punto de gracia "los minijuegos inversos", y el modo de "primera persona".

Luis hernandez de leon dijo...

oye no me arias un favor soy un gran fanatico de mario party y quiero el 8 pero cuando escuche que ya salio el nueve me senti como un loco y dije quien lo tendra pero no se si se puede jugar en compu con projet64 y si se puede dejarias el link de descargar ya convertido para projet64 si porfis ahi lo publicas porfa siiiii gracias.

Battosai dijo...

Ya lo siento, Luis, pero ni subo descargas ni sé hacer eso que dices.