viernes, 7 de marzo de 2008

Los siete samuráis (Japón, 1954)


Ayer hablé de la primera obra maestra de Kurosawa. Hoy hablo de la tercera (entre medias está vivir), que es además su película más conocida.

En los siete samuráis, unos campesinos descubren que unos bandidos van a atacar su aldea, y deciden que para defenderse deben contratar a varios samurái. Acaban cogiendo a 7, que aceptan defender la aldea a cambio de 3 comidas diarias.

La película dura algo más de 3 horas, pero no se hace nada larga. Está estructurada en 3 partes de aproximadamente una hora cada una. En la primera parte los campesinos descubren el inminente ataque y reclutan a los samurái. En ella vemos también las personalidades de los 7 y a alguno de ellos en acción. En la segunda parte, los samurái entrenan a los campesinos y preparan la aldea para la defensa. En la última, luchan.

Rara vez he visto una película en la que las batallas estén tan bien rodadas y sean tan amenas, y nunca he visto que se hagan mejor. A menudo cuando ves una batalla en una película no te enteras de casi nada de lo que ocurre por movimientos bruscos de cámara que te impiden seguir la acción o por cualquier otro motivo. Aquí sigues perfectamente en todo momento lo que está ocurriendo, sin lugar a error o confusión nunca.



Destacan el samurái interpretado por Takashi Shimura, Kanbei, con una capacidad táctica que le convierte automáticamente en el líder del grupo, el de Toshiro Mifune, Kikuchiyo, de origen campesino y que quiere llegar a destacar como todo un samurái, y Kyuzu (éste es mi preferido) cuyo único objetivo en la vida es perfeccionar el arte de la espada y que es el puto amo, hablando en plata. Por cierto, como curiosidad diré que el actor que interpretaba a este último no había tocado una espada en su vida antes del rodaje de la película y realmente parece un maestro. Los otros cuatro son un joven que está aprendiendo de Kanbei, un antiguo amigo de Kanbei y gran guerrero, otro que es el único capaz de permanecer alegre en (casi) todo momento y, por último, el más experimentado de todos, capaz de salir airoso de prácticamente cualquier situación.

Tras el éxito internacional que supuso, se hizo un remake del oeste, los siete magníficos, que no le llega, ni de lejos, a la suela de los zapatos a la original (como suele ocurrir).

Un 10.

3 comentarios:

koko dijo...

si no la mejor película que he visto, posiblemente la que mas me haya gustado. Es curioso el efecto Hollywood, la mayoría de los que conocen alguna de las dos pelis, conocen solo la de los 7 magníficos (a veces hay que tener suerte para que conozcan una de las dos :( )

Hablar de cine japones de los años 50 y decir que te mola te convierte en un bicho raro......ellos se lo pierden XDD

Miffy dijo...

Un gran director, y una muy gran película. Realmente merece la pena verla. Yo no he visto los siete magníficos porque seguro que destroza la original...como suele ocurrir

Battosai dijo...

Yo tampoco la he visto ni tengo ganas. Creo que de los 7 magníficos hay hasta serie de televisión y todo. La que sí he visto es por un puñado de dólares, que copia Yojimbo hasta tal punto que más de medio guión es idéntico xD.