domingo, 5 de abril de 2009

Super Mario Sunshine (GC)


Mario y Peach van de vacaciones a Ciudad Delfino para encontrarse con que alguien que se hace pasar por Mario está sembrando el caos y ha hecho desaparecer el brillo característico de la ciudad. ¿La solución? Embarcarse en una aventura plataformera para recuperar sus soles. Por supuesto, el argumento es lo de menos y sólo sirve como mera excusa para que tenga algún sentido que Mario se líe a saltar y correr por diversos mundos.

Segundo plataformas en 3 dimensiones de Mario y para un servidor, aunque tengo asumido que pertenezco a una minoría en esto, superior a su predecesor, el también maravilloso Super Mario 64. Igualmente Super Mario Sunshine quedó superado por su sucesor, Super Mario Galaxy. Si siguen superándose cada vez no puedo ni imaginar siquiera cómo será el próximo, ya que lo de Galaxy es prácticamente imposible de igualar siquiera. ¿Lo lograrán? Ojalá.

Mientras que en Super Mario 64 se revolucionaron las plataformas al crear por primera vez un magnífico mundo en 3D para un videojuego de plataformas (o para un videojuego en general... no estoy seguro de si fue el primero), Sunshine no se iba a limitar a ser una simple continuación, por lo que algo había que inventar para hacer un cambio a nivel jugable. ¿Con qué nos sorprendieron los de Nintendo? Pues nada más y nada menos que con una mochila llena de agua y 4 funciones: disparar agua, mantener a Mario en el aire mediante dos propulsores, lanzarle en vertical tras una "explosión" de agua o hacerle correr, ya sea por el suelo o por el agua, usando una hélice y el agua como "combustible". Esas son las armas de las que dispone Mario en esta aventura, junto con parte de los movimientos que ya tenía en el juego anterior y alguno añadido. Y por si fuera poco, por primera y de momento única vez en 3D, cuenta con la ayuda de Yoshi en determinados momentos.

La única pega que le pongo al juego es la escasez de mundos. Hay sólo 7, frente a los 15 de Super Mario 64 y Galaxy, en este último caso acompañado por infinidad de minimundos. Sin embargo, yo diría que en Sunshine es donde más hay que explotar cada uno de ellos.

La distribución de soles es de la siguiente manera: 11 en cada mundo, 24 a cambio de 10 monedas azules cada uno, lo cual hacen un total de 101, y 19 fuera de los mundos (la mayoría en Ciudad Delfino, desde la que se accede a ellos). De todos modos, 50 son suficientes para pasarse el juego.

Sobre las monedas azules que menciono, en todo el juego hay justo 240, con lo que es dificilísimo conseguir todos los soles sin una buena guía, por no decir prácticamente imposible. Cuando me pasé el juego hace 4 años me faltaron unas cuantas, por lo que me quedé con las ganas. Ahora, por fin, lo he rejugado y, usando una guía para las monedas azules (para algunas hay que hacer cosas muy raras que no se me hubieran ocurrido en la vida), he conseguido los 120 soles ^^

Dichos soles se pueden conseguir de muy diversas maneras, como superando una serie de obstáculos o derrotando a un enemigo especial, entre muchas otras. No me voy a extender sobre el tema.

Lo único malo de todo el juego es que el enfrentamiento final es ridículamente fácil.

Aparte de esto, tengo que comentar algo muy raro. ¿Quién es Bowsy? En este juego es el hijo de Bowser, pero en otros es Bowser de niño. Y si es su hijo... ¿por qué no salió antes y qué pasa con los otros? En Super Mario Bros. 3 y en Super Mario World tiene 7 hijos, y ninguno de ellos es Bowsy. Si alguien sabe la solución al enigma, que me la explique.

JUEGAZO, con mayúsculas, aunque si pretendes conseguir los 120 soles sin una guía te volverás loco.

Un 9.

4 comentarios:

eter dijo...

Yo creo que me quede en 113, quedandome algunas monedas azules y algunas estrellas extremadamente complicadas de desafios contrarreloj.

El juego, como dices, esta muy infravalorado. Para mi gusto el defecto que tiene es que son pocas fases y estas son muy parecidas tematicamente entre ellas. Pero era gloriosamente dificil, y eso siempre es un aliciente.

RowSphere dijo...

Yo recuerdo con especial cariño, las fases en las que tenías que conseguir el sol correspondiente sin la ayuda de la mochila... algunas eran desesperadamente difíciles xD.

Milinagi dijo...

el mayor bodrio del fontanero :P

Bambú dijo...

Nunca he jugado a este juego, creo que tengo que ponerme al día con todos los juegos de Mario, aunque me temo que me llevará mucho tiempo XDDD