lunes, 17 de agosto de 2009

A Moment to Remember (Montaje del director) (Corea del Sur, 2004)

Battosai

Película de amor cuya sinopsis me ahorro porque contendría un spoiler muy grande o sería muy sosa.

No voy a extenderme. La parte romanticona es demasiado larga, con lo que a pesar de tener sus grandes momentos se hace considerablemente pesada. La parte desde el spoiler que mencionaba en adelante es lo verdaderamente grande de la película, y eso sí tiene la duración adecuada. Ahí la película da un giro brutal que golpea al espectador sin que se lo espere lo más mínimo y le hace seguir el resto de la historia con el corazón en un puño.

Los protagonistas son Jung Woo-sung (el bueno en El bueno, el malo y el raro) y esa preciosidad que es Son Ye-jin. Los dos correctos, ella más que él.

Muchísima gente pone a esta película en un pedestal y a mí la verdad es que no me parece gran cosa. También es verdad que lo que he visto es el montaje del director. Si la normal, casi media hora más corta, conserva intacta o casi intacta la segunda parte y prescinde de buena parte del romanticismo pasteloso, seguramente el resultado sería muchísimo mejor y la película puede ser un peliculón de mucho cuidado. Tarde o temprano pretendo verla, pero sabiendo el final no será lo mismo.

Un 6.


Ulises

Conocida es la fama de llorones de los coreanos y su pasión por el drama en todas sus acepciones cinematográficas, con unos guiones que se mimetizan continuamente, con la famosa historia de grandes amores incorrompibles hasta que a una de las partes no se le ocurre otra cosa que morirse, coger una enfermedad mu mala o cualquier otra desgracia gordísima que se les pueda ocurrir, y que se repite una y otra vez, con distintos intérpretes (algunas veces), distintos directores (de vez en cuando) y distintas lineas de dialogo (que menos). Y así año tras año las carteleras coreanas se llenan de decenas de nuevas variaciones sobre el tema para regocijo de sus miles de fans en todo el mundo.

Y así llegamos a A Moment To Remember, uno de los dramones coreanos más prestigiosos y alabados de esta década. Aquí tenemos al curtido en estas lides y guaperas oficial Jung Woo-sung (actor al que reconozco tener un poco de tirria) y la bella Son Ye-jin mostrándosenos primero en un idílico idilio (valga la redundancia) hasta que la desgracia cae sobre ellos en forma de enfermedad degenerativa. A su favor, un drama bien llevado como no podía ser menos y un más que correcto trabajo de dirección de John H. Lee y en su contra, una historia romántica demasiado rosa para un servidor. Si duda lo que la hace destacar por encima de otras son numerosos y acertados golpes de guión, sobre todo durante su parte dramática

En definitiva, una película indispensable para fans del género, necesaria para seguidores del actual cine coreano y totalmente desaconsejable para los que tengan gustos alejados de los modos y maneras del drama.

3 comentarios:

PaGe dijo...

Jeje, por primera vez me descargo una película antes de que la reseñárais ^^. Y también me descargué el montaje del director. Eso sí, aun no la he visto, lo haré después de My Sassy Girl y Windstruck (que ya estoy tardando, sí, lo sé XD).

Battosai dijo...

Te recomiendo que te bajes el montaje normal de esta y ya si eso más adelante ves el del director. Puede llegar a mejorar hasta el 8, dependiendo de las escenas que falten de esta. Y hasta el 7 casi seguro.

PaGe dijo...

La verdad es que no me importa que sea la versión larga. De hecho, me encanta ver los extras de los DVDs justamente por eso, para ver las escenas que cortaron.

Eso sí, si cuando vea esta peli no me gusta, podrás echarme la bronca todo lo que quieras XDD.