miércoles, 27 de febrero de 2008

Días de vino y rosas (EEUU, 1962)


Muy buena película sobre alcoholismo en la que Jack Lemmon demuestra, como hizo en Desaparecido, que también es un actorazo en el género dramático. Le acompaña Lee Remick en esta película con dirección de Blake Edwards que ha ido gustándome cada vez más hasta llegar al final.

No obstante, y a pesar de ser muy buena, no llega a la altura de la tremenda días sin huella, de Billy Wilder, de la misma temática (algún día hablaré de ella).

Un 8.
Edito: impresionante la escena del invernadero.
(Se me olvidó ponerlo)

4 comentarios:

Miffy dijo...

Esta película me impactó un montón cuando la vi, y desde entonces me decidí a ver películas de Jack Lemmon, que trabaja genial.Coincido en la nota que le das(alguna vez tenía que pasar esto), y se la recomiendo a todo el mundo.

Bambú dijo...

La películas antiguas nunca me gustaron y sé que me estoy equivocando porque me pierdo grandes obras, pero es que no puedo con esos colores y ya si es en B/N es que ni la pongo.

Battosai dijo...

Miffy, eres de las últimas personas que imaginaba que habrían visto esta película. Tienes que ver días sin huella.

Bambú....... tú lo has dicho, te pierdes grandes obras. Por cierto, hay algunas películas antiguas en color con una fotografía tan buena que nadie diría que son anteriores a 1990 (aunque no abundan).

Battosai dijo...

Por cierto, Miffy, supongo que ya volveremos a coincidir cuando hable de Reservoir Dogs (tarde o temprano lo haré).