domingo, 18 de marzo de 2012

My Girlfriend is a Gumiho (2010)


Un chico libera de su encierro a una gumiho, un zorro de nueve colas hembra (soy incapaz de llamar zorra a alguien con la cara de Shin Min-a xD) que viene a nuestro mundo bajo apariencia humana. Se dice que los gumihos se alimentan de hígados humanos, y esta no se despega del chico, siguiéndole a todas partes y amenazándole con matarle y comérselo si no la alimenta y la acepta a su lado.

Serie de 16 capítulos escrita por las famosas hermanas Hong, de las que ya había visto You're Beautiful. A pesar de que con aquella me lo pasé en grande, no le llega ni a la suela de los zapatos a esta otra, con la que me he reído mucho, me he emocionado bastante y casi lloro un poquito (recalco el casi, que soy un tipo duro y no he soltado ni una lágrima).

Ya que he mencionado a las hermanas Hong, comienzo por el guión. Me parece magnífico. No solo por crear situaciones divertidísimas, sino porque combinan a la perfección la historia principal con subtramas secundarias que, lejos de ser una carga cuya eliminación le haría mucho bien a la serie, como ocurre con demasiada frecuencia, se adaptan a la perfección al conjunto global de la obra, siendo casi tan indispensables como la principal. A eso hay que añadir que no se limitan a repetir el mismo esquema una y otra vez, sino que el tono de la serie cambia a medida que avanza la relación entre los dos protagonistas, de modo que se evita que todos los capítulos sean muy parecidos. Por último, se combina a la perfección la comedia con la tragedia. Iba a decir con el drama, pero esto va más allá del drama. Por muy bien que nos lo estemos pasando y mucho que nos divirtamos con Tae-woong, Mi-ho y compañía... la sombra de la tragedia se cierne constantemente sobre los protagonistas, que se lanzan de cabeza a ella sin saberlo... pero el espectador sí lo sabe. Pone de los nervios en más de una ocasión.


Paso a comentar el reparto. La elección de Shin Min-a y Lee Seung-gi como principales miembros del elenco interpretativo no podía ser más acertada. Comienzo por ella. Shin Min-a... para empezar es una diosa. Resulta que una gumiho en cuerpo humano posee una belleza sobrenatural, así que por exigencias del guión lo primero que había que hacer era escoger a una actriz lo más guapa posible... y Shin Min-a lo es, como podéis comprobar aquí. De hecho, solo se me ocurre una actriz coreana que sea aún más guapa... pero también es mayor que ella, y quizá no era suficientemente jóven para el papel. Así que, por ese lado, no podían haber elegido a otra mejor. Aún no me explico cómo se me pasó incluirla entre mis bellezas preferidas (ya lo he solucionado), ya que desde hace años siempre la he considerado una de ellas. Como digo, con el requisito físico cumple con creces. En cuanto al interpretativo... también. Mi-ho, el personaje, es lo más inocente y adorable que uno pueda imaginarse, y ella lo transmite a la perfección. Si Shin Min-a ya me llamó la atención en A Bittersweet Life, me encandiló en My Mighty Princess y me enamoró en Sad Movie, aquí me ha reenamorado. Su compañero de reparto resulta casi tan idóneo para el papel como ella. Quizá no lo haga tan bien como ella (o quizá sí, que no puedo ser imparcial), pero está a la altura de las circunstancias. Y, lo más importante de todo, hacen una pareja perfecta, por lo que está muy bien elegido el actor aunque solo sea por la química que hay entre él y Shin Min-a. Los secundarios... pasan por la serie sin pena ni gloria. Los mejores, el abuelo (Byeon Hie-bong, que ya era también abuelo en The Host) y la odiosa, aunque no sean para tirar cohetes.


El otro elemento que quiero comentar es la banda sonora. La encuentro bastante irregular, ya que combina temas muy buenos (y demasiado pegadizos ¬¬) con otros que parecen sacados de un telefilme barato. La musiquita de la odiosa, por ejemplo, da vergüenza ajena.

Resumiendo: una (tragi)comedia romántica divertida y muy disfrutable con un personaje femenino capaz de ablandarle el corazón al tipo duro más duro que encontréis. Se ha convertido en mi segunda serie oriental favorita, solo superada por IRIS. Al menos de imagen real, que Monster es mucho Monster y las supera a ambas.

A punto he estado de darle un 9, pero al final me he decidido por...

Un 8.

2 comentarios:

binilla dijo...

Después de leerte me han dado ganas de volverlo a ver...tienes toda la razón en cuanto a la música! Tiene canciones realmente preciosas y otras que no molan nada >_< jajaa

Bambú dijo...

De las hermanas Hong, este es el dorama que menos me ha gustado. A ver, a mi me gustó este dorama, pero tardé bastante en cogerle el gustillo, cuando con otros doramas de las guionistas, me he enganchado en el primer o segundo episodio.

La razón por la que tardé en engancharme a este dorama fue el protagonista, es que no lo soporto!!! ella es una monería de chica, pero él!! él!! es feo y no me gustaba como la trataba al principio.

La OST, las he oído mejores, aunque uno de los temas estaba bien.

En definitiva, un dorama curioso de ver, que me gustó mucho pero que no se encuentra entre mis preferidos.