lunes, 27 de julio de 2009

Godzilla (Japón, 1954)


Un monstruo del jurásico aparece en Japón debido a unos experimentos nucleares.

Primera de las 28 películas de Godzilla que llevan hechas en Japón, a lo que habría que añadir la basura que perpetró Roland Emmerich en EEUU.

Me hace gracia que Takashi Shimura apareciera el mismo año en una de las películas más imprescindibles de la historia del cine, Los siete samuráis, y en otra tan prescindible como esta. Eso son altibajos y lo demás tonterías.

La película es aburridilla, tanto por su flojo guión como por el poco interés de las escenas en las que el monstruo causa estragos a la población, que en su día serían muy espectaculares pero han envejecido muy mal. En ese aspecto le da mil vueltas King Kong a pesar de ser 21 años más antigua, o incluso El mundo perdido, de 1925, que siguen impactando a día de hoy. De los efectos especiales puede decirse lo mismo. En su momento, increíbles, ahora, lógicamente, de risa. Además, es tremendamente previsible, aunque no sabría si decir que se debe a que los espectadores de ahora, 55 años después, somos más difíciles de sorprender o porque realmente era así desde el principio.

El filme es además de un entretenimiento una crítica contra los experimentos nucleares y el peligro que supone hacer un mal uso de la ciencia. En ese aspecto sí que cumple más con su cometido.

Supongo que en su día me hubiera parecido muchísimo mejor que ahora, pero aun así se deja ver. Supongo que también que las otras 27 son bastante peores, así que no sé yo si me animaré a ver alguna más.

Un 5.

1 comentario:

Anwar dijo...

Por ahi habia una de 1962 que era king kong contra godzilla, tampoco es buena pero resultaba curioso ver a estos dos monstruos en la misma pantalla

Saludos