domingo, 5 de julio de 2009

Donkey Kong Jungle Beat (GC, Wii)


Tras la maravillosa trilogía Donkey Kong Country en Super Nintendo y el espléndido Donkey Kong 64 en Nintendo 64, la siguiente entrega del simio de Nintendo para una consola de sobremesa fue este Donkey Kong Jungle Beat para Gamecube, que volvía a las 2D y presentaba un control muy original usando unos bongos en lugar de un mando normal. Existía la opción de jugar con el mando, pero el control era horrible. No entiendo por qué no hicieron un control bueno, que no costaba nada. Con bongos nunca he jugado, pero intuyo que será divertidísimo y cansadísimo. Hace poco ha salido para Wii otra versión prácticamente igual salvo por el control, con wiimote y nunchuk, que es la que voy a comentar.

Los gráficos están cuidadísimos y son espectaculares. De los mejores que he visto en Gamecube (no olvidemos que en Wii se ha mantenido ese aspecto como en el juego original), y creo que Donkey Kong nunca ha estado mejor hecho. Ni siquiera en Super Smash Bros. Brawl.

El juego es bastante corto. Cada mundo tiene 3 niveles. En los dos primeros hay que avanzar consiguiendo la mayor cantidad de plátanos posibles (a base de combos con diferentes saltos sin tocar el suelo se multiplican los que coges), y en el tercero hay que enfrentarse a un jefe que tiene una barra con 500 puntos de vida, y nosotros tendremos tantos como plátanos hayamos recogido. El que pierda completamente sus puntos de vida, pierde. Al final, si llegamos a 200 plátanos (los que cogimos descontando los que perdemos al recibir golpes en el combate) nos darán una medalla, si llegamos a 500 dos, y si llegamos a 1000 tres. No obstante, no hace falta ni una siquiera para pasar al siguiente mundo. Sin contar los mundos secretos, sólo hay 12 como los que he explicado y uno final más corto (con un enemigo final lamentablemente fácil, por cierto). Vamos, que se puede terminar el juego por primera vez en un par de horas tranquilamente. Pero, al menos, es muy rejugable, y como tampoco conviene jugar mucho rato seguido porque cansa físicamente, se hace más duradero. Si se quiere conseguir los mundos secretos y 3 medallas en cada mundo ya dura algo más, pero sigue sin ser largo.

El control de Wii está muy bien implementado, gracias en parte a que no se han dedicado a imitar los movimientos que había que hacer con los bongos, algo que resultó verdaderamente desastroso en Donkey Kong Jet Race, con lo que hicieron que lo que hubiera podido ser un buen juego de carreras, aun sin llegar al nivel de Mario Kart, se quedase en la más absoluta mediocridad.

El diseño de niveles es una pasada, con escenarios de todo tipo. Mis preferidos, los de nieve en los que tenemos que Donkey Kong va montado en una cabra o qué sé yo qué con cuernos enorme. Y en esto hay una novedad respecto a los anteriores. Mientras que en la trilogía DKC manejábamos a 2 monos en cada juego y nos ayudaban multitud de animales, y en la entrega de N64 eran nada menos que 5 monos y había también unos cuantos animales que ayudaban, aquí Donkey Kong está solo y únicamente le ayudan la cabra esa, un cetáceo y un pájaro. En ese sentido quizá cabría pensar que es un paso atrás, pero la verdad es que dado el tipo de juego que es, un plataformas 2D bastante frenético, diferente a los otros, no tenía sentido meter más personajes jugables.

Me dijo Eter que los desarrolladores de este juego son los mismos de Super Mario Galaxy, y la verdad es que en muchos niveles se nota, y son un claro precursor del Galaxy. Decir eso es un halago mucho mayor que cualquier otro que se le pueda hacer.

Os pongo un vídeo de ejemplo de un mundo. El segundo, concretamente. La verdad es que el jugador es malillo, y si jugase bien se vería que el juego es mucho más divertido de lo que parece, pero sirve bastante bien para hacerse una idea.



Un muy buen juego, pero también una ligera decepción al ser bastante peor que los de Super Nintendo y el de Nintendo 64. Quiero que hagan uno para Wii de una vez. Qué digo quiero. Necesito un DK en Wii.

Un 8.

5 comentarios:

Kururin dijo...

Jooooo, en cuanto me pase el Zelda tengo que devolver la Wii, que ya me la han reclamado varias veces. Y al leer esto me pones las uñas largas...T_T

Por cierto, la música que suena en esa fase que has puesto es la misma que la del primer nivel del DKC, xD.

Battosai dijo...

Bueno, si te pones te lo pasas en una tarde, aunque sea sin completarlo y sin los niveles secretos (una lástima, ya que muchos de los mejores son de esos), así que tampoco tardarías mucho más en devolverla.

La música suele ser nueva, o al menos a mí no me sonaba, pero también conserva algunas melodías clásicas. En algunas fases me ha sonado muy similar a ciertas melodías de Super Mario Galaxy.

eter dijo...

Para mi gusto falla por la facilidad y la poca extensión de sus fases.
Es muy corto. Aunque, como dices, es terriblemente rejugable y el objetivo es conseguir combos y demás. Al final se van muchas horas y al revisitar los mundos y comprobar todas sus posibilidades es cuando te das cuenta de lo fantástico de su diseño.

Para mi gusto es un gran juego, pero también creo que se nota demasiado que fue diseñado para los bongos en base a lo simple que queda su control en Wii (por cierto, uno de esos juegos en los que acababa cansado fisicamente).

pd: a mi me parece... "igual" al de N64, juego donde creo que Rare se recreo demasiado en su mania de recolectar items. Y creo que, los cinco monos allí jugables, eran excesivos. DK tiene carisma de sobra para mantener el solito un juego.

Anwar dijo...

Puff la wii no es mi videoconsola preferiada siempre he sido un sonier (PSX, PS2 y PSP, y espero en un futuro cercano la PS3 XDD).

Pero eso sí hay que admitir que nintendo tiene un éxito considerable con la wii en cuanto a ventas pero en lo que a la calidad de su catálogo creo que es bastante inferior a la del resto de consolas de next gen.

Saludos

RowSphere dijo...

Yo me lo pillé hace poco, pero aún no lo he jugado. Menos mal que parece que el control lo han adaptado bien, ahora solo tengo que encontrar tiempo ^^.